Descripción del Proyecto


 


Este templo que no es tan antiguo, se caracteriza por contar con grandes espacios en su interior, su capacidad es de aproximadamente 1000 personas sentadas en las bancas y tiene una altura promedio de 35m, el techo de  la cúpula central está a 50m con 15 m de diámetro en su parte más ancha, todo el piso es de  mármol y en las paredes hay 4 hermosos y grandes vitrales,  el  altar está en forma de semicírculo con una altura de 40m, el resultado de todas estas condiciones es que el tiempo de reverberación es  de alrededor de 3 segundos, por lo tanto no se entiende nada si uno está a más 4 metros de alguien que nos habla directamente.
Anteriormente a nuestra propuesta se tenían instaladas 4 bocinas de 15” por lado y dos monitores en el altar, las cuales en lugar en ayudar contribuían a la baja inteligibilidad, las bocinas para sonido en vivo de ese tipo tienen un ángulo de dispersión de 60° en vertical y 90° en horizontal, por lo tango cuando una voz salía por esas bocinas la energía se disparaba a todos lados haciendo que el sonido rebotara en techo, piso y paredes y cuando alguien intentaba escuchar lo que se decía,  le llegaba el sonido directo de la bocina más todos los rebotes que se generaban, por lo tanto difícilmente se entendía algo, la mayor parte de los asistentes son gente mayor y normalmente necesitan mayor presión sonora para poder escuchar claramente pero cuando subían el volumen al sistema también subían los rebotes por lo tanto, no era una medida recomendable.

Solución


 


Sabíamos que para bajar el tiempo de reverberación tendríamos  que hacer modificaciones en los materiales, quizá usar trampas acústicas, etc. Pero no podíamos hacer ninguna modificación de ese tipo, la mejor solución fue usar bocinas de columna tipo arreglo líneal ENTASYS de community que son completamente dirigibles con un ángulo muy cerrado de cobertura, con  estas,  redujimos  el número de rebotes y aumentó la inteligibilidad,  decidimos  modificar internamente la curvatura para todavía cerrar más el ángulo de cobertura y justo después de la mitad del templo se colocó el refuerzo de una bocina por lado ENT206 con un delay que hace que el frente de onda sea uno solo. Después de tener 4 bocinas para sonido en vivo por lado con cables cruzados en la pared,  se dejaron únicamente dos bocinas por lado en un arreglo al frente más  el refuerzo de una bocina por lado  a la mitad, esto  limpió completamente la vista y permitió resaltar la arquitectura del lugar con una solución potente, efectiva y elegante.
Este tipo de bocinas siempre necesitan de un procesamiento particular para hacer más eficiente su respuesta en frecuencia, nosotros usamos un procesador Biamp Nexia CS; al incorporar este procesador resolvimos varios problemas, primero teníamos un potente procesador de bocinas diseñado por nosotros mismos, segundo, retiramos una consola de audio evitando errores por manipulación del usuario final y  por el contrario les instalamos un control remoto RED 1 de Biamp desde donde los sacristanes podían subir y bajar el volumen general, volumen en coros, volumen del reproductor de CD, volumen de los micrófonos y lo más interesante, cambiar la ecualización del Sacerdote que oficializa la misa, con este procesador nos dimos el lujo de hacer una ecualización diferente para cada Sacerdote y así antes de cada misa los sacristanes solo deben buscar el nombre el padre que va a oficializar y el sistema opera de manera casi automática porque dentro de nuestra programación usamos procesadores de dinámica que nos ayudan a controlar todas las señales.
Al final los Sacerdotes y responsables del audio quedaron satisfechos ya que había gente que ya no asistía porque ya no entendía nada y regresaron, además de que ya no hubo quejas por parte de la gente mayor y se tuvo mayor control del audio sin que tuvieran que ser expertos en la materia.


La solución de audio que aplicaron en el CONVENTO fué muy acertada, LOS PÁRROCOS Y FELIGRESES DISFRUTAN UNA MEJOR CALIDAD.